18 de Febrero de 2021
 Enero  Febr.
 
18/02/2021 17:40
Gabriel Escobar: "Creo que todo boxeador tiene miedo antes de subirse al ring"

IMPRIMIR
Cinco días después de conquistar el oro en Hungría, Gabriel Escobar se convierte en el protagonista de la nueva entrega de ‘Un Café Con Alejandro’. El boxeador español aprovechó su visita al Comité Olímpico Español para repasar junto a Alejandro Blanco su carrera deportiva, contar cómo está afrontando esta temporada, así como sus objetivos de cara a sus primeros Juegos Olímpicos.

Antes de hablar de lo meramente deportivo, Gabriel aseguró que está “entrenando fuerte” y que tener a su hermano en casa durante el confinamiento le sirvió para mantenerse en forma durante la cuarentena. “Estuve con mi hermano, que estaba retirado del boxeo y le volví a iniciar. Hice que me ayudara a mantener la forma y ya de paso le puse en forma también a él”, cuenta entre risas.



Para él, la cuarentena comenzó apenas una semana después de conseguir la clasificación para Tokio 2020. Sin embargo, reconoce que el aplazamiento de los Juegos, le vino bien para preparar mejor el gran evento del próximo verano. “Llevo preparándolos desde el preolímpico de Londres. Y ahora que se acercan, estamos preparándolos bastante fuerte y compitiendo, porque es realmente lo que prepara a un deportista. El entrenamiento es muy importante, pero es en la competición donde uno sabe a qué nivel está”.

“Hay gente a la que no le gusto que se aplazaran los Juegos, pero a mí sí. Si no hubiera ocurrido esto a los 2-3 meses de clasificar estaríamos ya compitiendo en los Juegos. A mí me ha venido perfecto porque he tenido un año para asimilarlo bien y enfocarme bien en los Juegos”, añade.

Unos Juegos que supondrán su debut como deportista olímpico, después de que en los clasificatorios de Rio le eliminaran en primera ronda. “Los afronto con mucha ilusión. Tengo muchas ganas de ir a unos Juegos. Voy a Tokio con unas ganas tremendas”.



Puro nervio

Su nervio interior, le mantenía activo todo el día, hasta el punto de desesperar a su madre. Pero la idea de su hermano, de llevarle a entrenar con él, lo cambió todo. “Me gustó mucho y cuando volví a casa mi madre le dijo (a su hermano): “llévate al niño más veces para que se desahogue, porque ha caído rendido”, explica sonriente. Y añade: “Mira que mi madre a mi hermano no le dejó apuntarse a boxeo hasta que no cumplió los 18 años, pero a mí me dejó con 11. Así que imagínate como llegué a casa”.

Y ese nerviosismo lo traslada al ring. “Mi boxeo es muy rápido. Soy muy nervioso y eso acaba saliendo en el ring. Es un instinto de supervivencia, porque, al fin y al cabo, te estás enfrentando a otro hombre. Y muchas veces arriba del ring salen cosas que en los entrenamientos no salen. Los nervios y el miedo a cada uno le afectan de una manera diferente”, reconoce.

Y añade: “Yo pienso que todo boxeador antes de subir a un ring tiene miedo de subir a darse golpes con un hombre. Pero creo que esos nervios hacen falta. A cada uno el miedo le domina de una manera. Y en ocasiones no pierdes porque seas peor que el otro técnicamente, sino porque tu cabeza es peor que la suya en ese momento”.



Rafa Lozano, su mentor

Gabriel Escobar entrena bajo las órdenes de Rafa Lozano, uno de los referentes del boxeo español. “No podríamos tener mejores entrenadores en el equipo que Rafa y Carlos. No me gustaría cambiarlos. Ellos son los que me han enseñado todo desde que llegué a Murcia con 16 años”, afirma sin olvidarse de José María Tristán, su descubridor y también el de Javier Castillejo.

Tras su primer Campeonato de España con 16 años, la federación le llamó para formar parte del equipo nacional de categorías inferiores. “Estuve un año y medio allí y ya después me trajeron al CAR de Madrid. Fue un gran cambio. Al principio yo entrenaba una vez al día y muchas veces me lo saltaba porque tenía que hacer otras cosas. Al estar completamente mentalizado en boxeo, por la mañana boxeo, por la tarde boxeo, te hace mejorar. Además, estás con gente buena, campeones y subcampeones de España. Son gente que te requiere dar el máximo”.

Ese cambio, su familia también lo vio con buenos ojos. “A mí siempre me han apoyado. Siempre he contado con el apoyo de mi familia y eso viene muy bien. Siempre me han dejado hacer lo que me gustaba. Nunca hay que olvidar de donde viene uno”, asegura.



Campeón de Europa

En los Juegos Europeos de Minsk, Gabriel se proclamó campeón de Europa ante el búlgaro Daniel Asenov, campeón de las dos ediciones anteriores. “Había competido con él cuatro veces. La primera en unas semifinales en Albania, donde le gané. Él me ganó las finales de dos europeos sub-22. Y ya en los Juegos Europeos, le gané yo. La verdad es que preparamos muy bien ese torneo. Me encontré desde el primer hasta el último combate súper explosivo y rápido”, cuenta contento por la hazaña conseguida.

Para preparar las competiciones, el púgil español deja la labor en manos de sus entrenadores. “Alguna vez visualizo a mis rivales, pero no me gusta verlos mucho. Se los mando a Rafa y Carlos y ellos lo estudian y cuando tengo que subir al ring me dicen qué tengo que hacer”.

Eso sí, si el resultado no es el esperado, es entonces cuando le toca a él ver los vídeos. “Cuando gano, suelo ver los combates dos veces, pero cuando pierdo los veo más. Eso sí, una vez que me calmo porque sino me cabreo. Los visualizo para ver en qué he fallado”.

Precisamente, ese Campeonato de Europa es uno de los recuerdos que guarda con más cariño. “Me fui muy contento de allí. Los Juegos del Mediterráneo y mi primer campeonato de España, que por eso estoy aquí, son los torneos que más recuerdo y hacia los que más sentimientos tengo”, reconoce.



Y dentro de esos sentimientos generados y el aprendizaje ofrecido por el deporte se encuentran los valores y el aprender de los errores: “He cometido errores, como todo ser humano, pero no me arrepiento de ello, porque gracias a ellos he podido aprender y ser mejor persona y deportista. También me quedo con la disciplina, el respeto hacia uno mismo y la otra persona”.

Preparándose para el futuro

Gabriel es consciente de que la vida del deportista no es para toda la vida. Por eso, ya piensa en su futuro. “Dejé el grado de informática que estaba estudiando y ahora estoy estudiando economías. Me gusta mucho el tema de la Bolsa y estoy estudiando y leyendo libros. Muchas veces cuando llego de entrenar me pongo a leer información, a hacer gráficos…Me gusta mucho”, cuenta.

De hecho, tiene claro que, aunque lo que le gusta es el boxeo amateur, antes de retirarse quiere probar el profesional. “Lo probaré cuando ya esté medio retirado, pero me gusta mucho el boxeo amateur y es donde más cómodo estoy”, reconoce.

Con esta declaración, Alejandro y Gabriel se despiden agradeciéndose mutuamente el buen rato que han pasado y deseando que llegue el 23 de julio para verse en Tokio.
 





 


 

 
Twitter Oficial del COE Facebook Oficial del COE
La tienda de Tecnología de la Información y la Comunicación del COE Oficina de Atención al Deportista
FOJE Utrecht 2013 JJMM Mersin 2013
JJOO de Invierno Sochi 2014 Madrid 2020. Ciudad Candidata
Comité Olímpico Internacional Asociación de Comités Olímpicos Nacionales
Comités Olímpicos Europeos Comité Internacional de los Juegos Mediterraneos